«Los críticos hablan de liderazgo débil»

Jorge Makriniotis, director general de El Nacional: Pedirle a Biden que use hábilmente las sanciones no es una concesión al gobierno
CEPE

Jorge Makriniotis, Director General de El Nacionaluno de los firmantes de la carta enviada en los últimos días al presidente estadounidense Joe Biden, Dijo que pedir uso hábil de sanciones sectoriales en un proceso de negociación esto no implica ninguna concesión para el gobierno de Nicolás Madurosino una herramienta que nos permita avanzar hacia la solución de la crisis económica en Venezuela.

Afirmó que todo el resultado de las restricciones ha sido el recrudecimiento de los problemas que sufre el país y aseguró que no se van a levantar de «manera mágica» porque dependerá de los avances concretos que se hagan en una negociación. El caso Chevron, señaló, es una aproximación al camino a seguir para mejorar el desempeño económico.

En la carta -firmada por Luis Vicente León, Pablo Zambrano, Ricardo Cusanno, Mariela Ramírez, Feliciano Reyna, Luis Oliveros, Michael Penfold, entre otros- se le pedía a Biden promover negociaciones significativas y productivas para resolver la crisis venezolana. Asimismo, se exhortó al gobierno de Venezuela, a los partidos políticos de oposición y a Plataforma Unida a retomar sin dilación los procesos de negociación.

Dirigentes cívicos, académicos y empresariales advirtieron que no hay tiempo que perder y aseguraron que el 75% de los venezolanos rechaza enérgicamente las sanciones sectoriales.

En el país, coincidieron, pidieron a Maduro aceptar importantes reformas políticas y electorales y buscar la liberación de los presos políticos. Expresaron que las autoridades deben reconocer que los acuerdos no pueden limitarse al ámbito económico y destacaron que también discutieron con la oposición la necesidad de unirnos en torno a principios fundamentales y realistas que sustenten posibles acuerdos.

Una oportunidad para encontrar soluciones.

Para Makriniotis, la gestión inteligente de sanciones y recursos en el exterior son una oportunidad para buscar soluciones creativamente, al menos en los próximos dos años. Recordó que Venezuela debe preparar el terreno para las elecciones presidenciales de 2024, las cuales no serán posibles si no se trabaja en la recuperación paulatina de la esperanza y los espacios democráticos.

Dijo que ellos pueden proponer mecanismos como la administración conjunta de los recursos o el reconocimiento mutuo para hacer frente a la crisis en la distribución de energía eléctrica o agua potable. Pero cree que eso no será posible si no hay acuerdo entre los sectores que forman parte de un desgastado sistema político.

«No es por Maduro, es por el interés de todos los venezolanos. En lo personal critiqué la gestión del gobierno y la oposición. Ellos son los responsables de nuestro presente, pero no aprovechar esta oportunidad sería una brutalidad imperdonable en nuestra historia”, dijo.

Venezolanos en una encrucijada

Makriniotis considera que la erosión del sistema político ha hecho que los venezolanos estamos en una encrucijada. Señaló que el status quo y las malas decisiones han llevado al país a sufrir una crisis multisectorial que debe ser detenida.

“Tenemos 20 años de confrontación y desconocimiento mutuo entre los venezolanos. Los resultados son notables. Hemos experimentado una caída drástica en nuestra economía y la destrucción de un país debe detenerse. Para avanzar en la reconstrucción, debemos entender que debemos buscar soluciones que sean útiles para los venezolanos”, dijo.

La carta Esta es una llamada de atención para los políticos.de la oposición y del gobierno, que utilizan las sanciones para sus propios fines sin tomar en cuenta el daño que han causado en Venezuela, dijo.

“Aunque en Venezuela ha habido avances significativos en materia electoral el año pasado, se necesita mucho más para avanzar en la restauración de las instituciones. Tenemos que ser creativos y utilizar herramientas como las sanciones para avanzar en esa dirección. Los firmantes no somos ingenuos, pero somos realistas. Hoy necesitamos encontrar los mecanismos que nos permitan desbloquear el juego y paliar la compleja crisis humanitaria. Y esta es una alternativa. Les digo que he sido atacado constantemente y por eso siento y creo que tengo que predicar con el ejemplo”, dijo.

«Se jodieron a los autoritarios»

Makriniotis insistió en que la crisis mundial del petróleo, alimentada por la invasión rusa de Ucrania, es una oportunidad sin precedentes para venezuela

“Tenemos que ser lo suficientemente inteligentes para reconstruir nuestra industria petrolera devastada. Las sanciones no funcionan como motor del cambio político y, en casi todos los casos, los casos de ejecución jodieron a los autoritarios. No han generado el impacto o cambio requerido dentro del estado. Tenemos que encontrar la manera de negociar propuestas para que la situación del venezolano mejore”, sugirió.

“La máxima presión que pretendía vender parte de la oposición como solución mágica para el cambio de país fracasó y No podemos quedarnos apegados a estrategias que nos llevan al fracaso. No podemos seguir atrapados en el fracaso y mantener al país atrapado en una posición que ha mermado al pueblo venezolano”, dijo.

Debe seguir sanciones personales

Dijo que se deben mantener las sanciones personales, establecidas para funcionarios vinculados a casos de corrupción. “No estamos ciegos y desde nuestros espacios hemos denunciado estas violaciones. Pero debemos usar las herramientas que tenemos para mejorar la calidad de vida de la gran mayoría del país”, dijo.

Venezuela, subrayó, no saldrá de la crisis sin negociación y sin cooperación política y económica. También aseguró que quienes firmaron la carta saben que la compleja crisis humanitaria no es una consecuencia Sanciones.

“Antes, durante o después de las grandes crisis y guerras de la humanidad, la negociación es la clave. La pregunta es, ¿cuándo los actores políticos deciden y racionalizan que esta es la única alternativa a la destrucción? En caso de El Nacional y la constante violación al derecho a la libertad de expresión, por ejemplo, son solo un punto de la crisis general que vivimos en el país, que tiene una pobreza monetaria de 9 de cada 10 venezolanos”, dijo.

Dijo que esperaba que el gobierno de Maduro comprender la importancia del momento que atraviesa el país y decidir ir en la dirección correcta.

«No podemos ignorar la realidad»

Makriniotis dijo que el reflejo del momento político, los errores que se han cometido y las oportunidades que cree que se avecinan fueron los catalizadores de la carta enviada a Biden. Dijo que este momento, donde Estados Unidos tiene una conexión directa con Maduro, es una oportunidad que debe ser parte de una negociación más amplia.

“No podemos ignorar la realidad, debemos avanzar para construir un futuro mejor. La idea detrás de la carta reveló lo que muchos hablan pero pocos dicen. Debemos entrar en una nueva estrategia.y si esta carta sirvió para motivar esta discusión, ya es una ganancia”, explicó.

aseguró que firmó la carta a título personalcomo ciudadano que tiene derecho a opinar sobre los problemas del país.

La crítica, «producto del silencio»

“El revuelo que ha generado la carta es producto del silencio de nuestros políticos, que en muchos casos prefieren dejarlo todo para mantener sus pequeños espacios de poder sin perder la empresa que los representa. Para mí, usar la crisis que atraviesa el país para ganar dinero es despreciable. Debemos ser críticos con el uso de los recursos y debemos levantar el velo sobre la gestión irregular. Si esas líneas (de la carta) molestan a algunas personas, ese es su problema”, dijo.

“La realidad es que esta propuesta es una verdad inconveniente o una verdad a medias porque siempre ha estado presente en las negociaciones, solo que nadie ha alzado la voz para decirlo. Como promotor de la libertad de expresión, creo que es justo y oportuno señalar estas verdades incómodas que muchos no quieren escuchar», agregó.

Los signatarios, dijo Makriniotis, no estaban satisfechos con el poder y afirmaron que Así como criticaron a Maduro, lo hicieron con Juan Guaidó. “Probablemente ese sea el corazón de los críticos que siguieron la carta. No discuten el fondo, no hay una reflexión momentánea; y el hecho de que se sientan atacados por la firma de 25 personas dice que añoran la debilidad de estos líderes que haría mejor en dejar todo como está”, concluyó.

@luisdejesus_

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que lea permanezcan a su alcance. ¡Hoy, con su apoyo, seguiremos trabajando duro por un periodismo libre de censura!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.