Soldado ruso arrestado por pedir permiso a su esposa para violar a mujeres ucranianas

Soldado ruso Roman Bykovsky, 27, y su esposa Olga Pinyasovaya

Un soldado ruso que le pidió permiso a su esposa para violar a mujeres ucranianas en medio de la guerra fue capturado por las fuerzas de Kiev cerca de Izium en la provincia de Kharkiv. La conversación entre ambos había sido interceptada por el Servicio de Seguridad de Ucrania (SSU), surgió hace una semana y desató la indignación mundial.

El arresto fue confirmado a través de Telegram por el exdiputado disidente ruso, ahora en el exilio, Ilya Ponomarev. El hombre ha sido identificado como Roman Bykovsky, de 27 años, de Borel, Rusia, y su esposa, Olga.

En el breve extracto del chat, difundido la semana pasada, el soldado y su esposa discuten entre risas cuando ella lo autoriza a violar a mujeres ucranianas con la condición de que no le diga nada y use condón.

«Ve allí, viola mujeres ucranianas y no me digas nada, ¿entiendes?» dijo la esposa a su esposo, riendo. «Así que debería violarlas y no decírtelo. ¿De verdad puedo?», pregunta. «Sí, pero no me digas nada y protégete», dijo.

La SSU se sumó a la información ratificando su compromiso de «expulsar este espíritu maligno de Ucrania lo antes posible».

Cómo fue la investigación sobre el soldado ruso

Después de que se reveló la entrevista, los periodistas de investigación de radio libertad pudieron identificarlos como Roman Bykovsky, de 27 años, miembro de las Fuerzas Armadas rusas, y su esposa Olga Bykovskaya, aunque su apellido de soltera era Pinyasovaya.

Según se ha publicado, los dos jóvenes nacieron en Orel, una ciudad rusa ubicada a unos 350 kilómetros al suroeste de Moscú. Radio Liberty contactó a Bykovsky, quien confirmó su identidad y aunque aclaró que estaba en Sebastopol, el puerto de Crimea donde Rusia tiene su base en el Mar Negro, negó ser el hombre.

En tanto, consultada por los medios europeos, la joven también confirmó que su esposo estuvo en Sebastopol y declaró que se encuentra herido y hospitalizado. Sin embargo, cuando le preguntaron por el audio, prefirió no contestar.

Según los informes, la pareja se mudó a la península de Crimea ocupada por Rusia alrededor de 2018 y tiene un hijo de 4 años.

En las últimas semanas, organizaciones de derechos humanos han mostrado evidencia del uso de la violación como «arma de guerra» en Ucrania. Tanto es así que hace unos días el canal inglés ITVNoticias informan que algunas mujeres incluso han decidido raparse la cabeza para no ser víctimas.

* El Grupo de Diarios América (GDA), al que pertenece El Nacional, es una red de medios líder fundada en 1991 que promueve los valores democráticos, la prensa independiente y la libertad de expresión en América Latina a través de un periodismo de calidad para nuestras audiencias.

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que lea permanezcan a su alcance. ¡Hoy, con su apoyo, seguiremos trabajando duro por un periodismo libre de censura!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.