Servicios gratuitos a los que puede acceder un migrante en Estados Unidos

migrante estadounidense
Foto: iStock

L’Agence des Nations Unies pour les migrations et le Rapport sur la migration dans le monde ont rapporté que l’Amérique du Nord était la troisième région de la planète avec le plus grand nombre d’étrangers en 2020, enregistrant 58,7 millions de gente.

Este registro, que se actualiza cada cinco años, se modificará significativamente para 2025, tras el alto número de centroamericanos que se han trasladado a la frontera sur de Estados Unidos, en busca de mejores oportunidades para su vida.

Como resultado, los estados que reportan la mayor cantidad de ingresos irregulares han endurecido sus políticas de inmigración, limitando cierto acceso a los inmigrantes indocumentados, como sucedió en Florida y Texas, dos estados gobernados por republicanos que están abrumadoramente en contra de la legislación del gobierno de Joe Biden.

Sin embargo, vale la pena mencionar que varias ciudades ofrecen cientos de oportunidades para trabajadores extranjeros, tengan o no documentos estadounidenses, informa El Tiempo.

Entre estos servicios, que pasan por la salud, la educación, la alimentación, el transporte o la vivienda, muchos son generalmente gratuitos, como una gran oportunidad para una mejor calidad de vida.

Salud

Con referencia al sistema de salud, la ley estadounidense prohíbe que el personal médico cuestione el estado migratorio de un paciente y no permite que los profesionales de la salud compartan su estado.

Cuando se trata de clínicas y hospitales gratuitos, cada estado y condado tiene una gran cantidad de instalaciones de atención médica gratuitas o de bajo costo, que suman más de 3,000 en todo el país.

Aunque la mayoría de los beneficios están reservados para los indocumentados, la ley exige que los centros médicos atiendan todas las emergencias, especialmente en casos graves donde la vida está en peligro.

Las mujeres embarazadas que no tienen papeles también pueden acceder al control prenatal y asistencia al parto, pues aunque su situación irregular no les permite beneficiarse de todas las ventajas del sistema de salud, el bebé sí se beneficia de los servicios de atención médica.

Por otro lado, los ciudadanos que cuenten con documentos legales y disfruten de la ciudadanía pueden optar por acceder a los programas nacionales de salud Medicare, Medicaid, Seguro Médico Infantil o Mercado de Seguros Médicos.

Educación

En cuanto a los sistemas educativos, la ley establece que todo niño tiene derecho a la educación pública gratuita, independientemente de su estatus migratorio, razón por la cual los menores de edad pueden acceder a las diversas escuelas estatales y de los condados de los Estados Unidos.

Además, una de las facilidades de registro para los estudiantes es la presentación de un certificado de nacimiento, ya sea nacional o extranjero. Asimismo, los estados requieren prueba de residencia en el distrito para el cual solicitan el registro y prueba de edad para evaluar el grado al que puede calificar el solicitante.

Como otro beneficio para los inmigrantes indocumentados que aspiran a una educación en los Estados Unidos, la Ley de Privacidad y la Ley de Derechos de Educación Familiar requieren que un estudiante no sea entregado a agentes federales a menos que el centro educativo tenga el consentimiento de los padres.

Solo Alabama, Georgia y Carolina del Sur no permiten que los inmigrantes indocumentados se matriculen en las escuelas públicas. En otros servicios, los inmigrantes indocumentados también pueden acceder a las bibliotecas públicas como otra alternativa de aprendizaje.

Trabajar

En cuanto al acceso a los sistemas laborales, existen varios programas que permiten a los migrantes acceder a puestos de trabajo en los servicios postales o para el cuidado de niños y ancianos.

De igual forma, algunas empresas manufactureras y fábricas les permiten a los inmigrantes acceder a trabajos que no pagan más del salario mínimo, aunque en muchas ocasiones tanto el empleador como el trabajador enfrentan multas por parte del Estado.

En cuanto a los requisitos, el currículum del trabajador y la experiencia en un trabajo similar suelen ser suficientes para conseguir un trabajo en los Estados Unidos.

Los jóvenes de entre 16 y 24 años pueden optar por la formación profesional, con la que mejoran sus habilidades para encontrar un empleo.

lugar de la vivienda

Este proceso suele ser complejo e implica un largo período de tiempo durante el cual los migrantes reciben la aprobación de un condado o estado.

En la primera alternativa, están las pensiones o centros comunitarios, donde no se necesita una suma altísima para vivir o donde simplemente no hay precio de alquiler.

La segunda alternativa es optar por una hipoteca, que está ligada a los servicios económicos, laborales y educativos a los que pueden acceder los migrantes, donde las entidades financieras pueden otorgar préstamos de hasta $100.000.

Aun así, acceder a estos beneficios suele ser muy complicado en la mayoría de los casos y puede llevar años. Estos procesos a veces se facilitan si un solicitante tiene documentos estadounidenses.

Otros servicios

Otros servicios a los que pueden optar los migrantes son los programas de ayuda alimentaria, alimentación para mayores de 60 años, asesoramiento nutricional y alimentación en los colegios durante el verano.

También existen descuentos en servicios de internet o préstamos a corto plazo para cubrir necesidades básicas, además de optar por esquemas de vivienda, aunque estos dan prioridad a los ciudadanos que cuentan con estatus legal.


Grupo de Diarios América (GDA), al que pertenece El Nacional, es una red de medios líder fundada en 1991 que promueve los valores democráticos, la prensa independiente y la libertad de expresión en América Latina a través de un periodismo de calidad para nuestras audiencias.

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que lea permanezcan a su alcance. ¡Hoy, con su apoyo, seguiremos trabajando duro por el periodismo sin censura!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.