Regulaciones legales para los juegos de casino online en Venezuela

Casi no hay ninguna región en el mundo donde las autoridades locales persistan y aún se opongan a los beneficios de los juegos de azar en línea. La industria del iGaming está pasando gradualmente de ser una mera tendencia a convertirse en un sector importante de la economía global.

En tiempos difíciles como los nuestros, ¿quién rechazaría, así, una receta importante en el presupuesto nacional? Los países latinoamericanos no escapan a esta regla y la activación del sector de las apuestas es cada vez más evidente.

Los habitantes son fanáticos de los deportes y los juegos de azar. Esto lo podemos decir con certeza. El panorama regulatorio de los juegos de azar en línea varía ampliamente de un país a otro en diferentes partes del continente. En cuanto a Venezuela, la legalización del sector comenzó en 1997, aunque algunas manifestaciones del juego estaban disponibles mucho antes.

Situación regulatoria de los juegos de azar en Venezuela

La mayoría de las formas de juego en Venezuela son legales y están reguladas por las autoridades locales. Sin embargo, no existen casinos en línea ni casas de apuestas deportivas gestionadas por empresas locales, ni ninguna legislación especial. Los venezolanos pueden apostar de forma segura a través de operadores de juego extranjeros, ya que la normativa local no establece restricciones ni sanciones al respecto.

Las principales leyes actualmente relevantes para la regulación de los juegos de azar en Venezuela son:

  • Ley de Control de Casinos, Salas de Bingo y Máquinas Tragamonedas.
  • Ley de impuestos sobre los juegos de azar o actividades de juego.
  • Ley contra la delincuencia organizada y la financiación del terrorismo.

El Ministerio de Hacienda de Venezuela controla un organismo descentralizado llamado Comisión Nacional de Casinos, Salas de Bingo y Máquinas Tragamonedas, que es el principal regulador del juego en el país. Esta comisión es la encargada de aprobar y supervisar todas las operaciones relacionadas con el azar en el territorio de Venezuela. De conformidad con la ley sobre el control de casinos, salas de bingo y máquinas tragamonedas, se prohíbe cualquier forma de publicidad y promoción de los juegos de casino. La ley también establece que la edad mínima legal para practicar deportes y juegos de casino es de 18 años.

El panorama del juego en Venezuela está a punto de cambiar

América Latina está a la espera de cambios positivos, tratando de encontrar la manera de lograr la prosperidad económica. Venezuela se encuentra entre los países en peor situación, principalmente debido a largos años de mala gestión. El desempleo generalizado y la inflación descontrolada se han asentado definitivamente en el país. En ese contexto, hace diez años, el expresidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, ordenó el cierre de todos los casinos y salas de bingo, dejando sin medios de subsistencia a más de 100.000 personas.

Aunque el actual presidente, Nicolás Maduro, es igualmente estricto y conservador, parece inclinado a hacer concesiones en nombre de una salida desesperada de la crisis. En 2021, se anunció sorpresivamente el levantamiento de la prohibición de 10 años. En un intento por impulsar el sector turístico de la economía del país y aumentar los ingresos fiscales, el gobierno local autorizó la reapertura de 30 casinos. Por supuesto, la transición no puede ser rápida ni fácil. Para que los casinos funcionen correctamente y a plena capacidad, será necesario encontrar nuevos talentos para muchos puestos de trabajo. Esto implica una amplia formación y la revisión de los registros personales de miles de personas.

De acuerdo con la legislación vigente, todos los locales de los casinos deben estar ubicados en zonas declaradas oficialmente turísticas y aptas para este tipo de actividad. El pasado mes de septiembre, la Comisión Nacional de Casinos, Salas de Bingo y Máquinas Tragamonedas (CNC) publicó un reglamento que obliga a los operadores autorizados a instalar sistemas de control de interconexión en tiempo real.

Las principales empresas de juegos están interesadas en el mercado local

La tendencia positiva, aunque incierta, para el desarrollo del sector de las apuestas en Venezuela es reconocida no solo por los analistas locales, sino también por algunos de los nombres más importantes de la industria del iGaming.

La última prueba en este sentido es la colaboración entre Pragmatic Play y el operador FacilitoBet, hasta ahora conocido principalmente por las apuestas deportivas. Como resultado de este nuevo acuerdo, se presentó un producto de bingo de Pragmatic Play a los jugadores locales, brindándoles acceso legítimo a títulos populares como Sweet Bonanza Bingo, Bingo Blast y The Jackpot Room. No es el primer paso del galardonado proveedor de contenido de iGaming en el mercado latinoamericano. La expansión incluye asociaciones con Estrelabet, MarjoSports y Tower Star en Venezuela, Colombia y otros mercados emergentes.

Contenido patrocinado.

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que lea permanezcan a su alcance. ¡Hoy, con su apoyo, seguiremos trabajando duro por un periodismo libre de censura!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.