¿Quién es Germán Umaña Mendoza, ministro de Comercio, Industria y Turismo?

(CNN Español) — Umaña Mendoza de Alemania, Maestría en Economía De larga trayectoria académica y expresidente de la Cámara Colombo-Venezolana, fue designado por el presidente Gustavo Petro como Ministro de Comercio, Industria y Turismo de Colombia.

Umaña Mendoza, especializada en planificación e industria, es profesora de economía internacional e investigadora desde hace mucho tiempo. Fue Decano de la Facultad de Economía y Director del Centro de Investigaciones para el Desarrollo de la Universidad Nacional de Colombia.

El nuevo ministro es autor de libros como El juego asimétrico del comercio: el tratado de libre comercio entre Colombia y Estados Unidos y Integración e Industria y columnista de prensa Maletín.

También tiene un historial de trabajo en la esfera pública. En ese sentido, ha sido parte de los proyectos de la Secretaría de Gobernación, la Contraloría y el Servicio Nacional de Aprendizaje y Empleo (SENA).

Fue director de la Cámara Colombo-Venezolana, institución sin fines de lucro creada en 1977 con el objetivo de desarrollar los vínculos entre ambos países.

También ha sido consultor de la Comunidad Andina en aspectos relacionados con los tratados con la Unión Europea y asesor del Comité de la Industria Automotriz de Colombia.

“Nuestra economía debe volcarse al turismo, a impulsar y dinamizar la producción y la industria”, escribió Petro en su cuenta de Twitter al anunciar la elección de Umaña Mendoza a la cartera.

“Corregir las asimetrías”, la apuesta de Umaña Mendoza al frente del ministerio

La columna más reciente publicada por Umaña Mendoza en Maletín le permite echar un vistazo a su visión de la política comercial.

El académico explicó que en las últimas décadas la política ha estado marcada por la «apertura y el bilateralismo» en las relaciones económicas con foco en los países desarrollados y un «énfasis negativo» en la integración a la región de América Latina y el Caribe.

Esta política, dice, profundizó la «competencia imperfecta», protegió el poder de los monopolios y oligopolios, y no promovió el control estatal de las «fallas del mercado». Hubo una «permisividad ante el aumento de las prácticas desleales y el abuso de la posición dominante de unos pocos, ampliando las brechas en la distribución del ingreso y la desigualdad», dice.

“La política comercial y de inversiones en nuestro país se ha convertido en un ‘juego comercial asimétrico’ que no ha conducido al fortalecimiento de los mercados libres. Por el contrario, se han creado barreras de entrada que impiden la formulación nacional o regional de modelos de desarrollo que signifiquen sostenibilidad, la incorporación del progreso técnico y el fortalecimiento de las capacidades humanas en nuestras economías”, argumentó, y pidió un “cambio profundo” en la política comercial que corrija las asimetrías.

Hay que «reconstruir la confianza en las fronteras» con Venezuela

En una entrevista reciente para el diario El espectadorSiendo aún director de la Cámara Colombo-Venezolana, Umaña explicó que para retomar las relaciones económicas con Venezuela “el aspecto principal es recuperar la confianza en las fronteras”, factor ligado a los indicadores sociales.

“Recuperar la confianza implica restaurar los indicadores sociales y esto necesariamente implica abrir las fronteras a la libre circulación de bienes y servicios. También es importante el restablecimiento de la ciudadanía binacional, para poner la economía al servicio de la distribución del ingreso, las condiciones de empleo, la reducción de la informalidad, aumentar la seguridad y los derechos humanos, y que el sistema esté al servicio de quienes producen y de desarrollo sostenible”, dijo.

También considera que es necesario «perfeccionar» los acuerdos en el marco de la Asociación Latinoamericana de Integración, «volver a las ideas de la comunidad andina» y «recuperar» la zona de libre comercio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.