Monseñor Rolando Álvarez pasó un mes bajo arresto domiciliario en Managu

(CNN Español) — Hace un mes, el obispo Rolando Álvarez, obispo de la diócesis de Matagalpa, fue expulsado a la fuerza de la sede episcopal por la policía nicaragüense y llevado a Managua. Y la curia recordó el episodio ocurrido el 19 de agosto en un post de su página de Facebook, mientras rezaba por él y por los sitiados en la sede episcopal.

Antes de ser trasladado a la capital del país, Álvarez había pasado 16 días sitiado en la sede episcopal junto a otros cuatro sacerdotes, dos seminaristas y un camarógrafo. Todos han cumplido 30 días de detención bajo investigación en la Dirección de Asistencia Jurídica, pero hasta el momento no se han presentado cargos formales contra ellos.

La Policía Nacional informó en agosto que Álvarez y los sacerdotes estaban bajo investigación penal por supuesta incitación al odio y la violencia con el objetivo de desestabilizar el Estado de Nicaragua.

Según el último informe de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, un juez prorrogó la detención del obispo y otras siete personas por 90 días. Álvarez permanece bajo arresto domiciliario en casa de sus familiares en Managua.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) exigió este lunes a través de sus redes sociales la liberación inmediata de Álvarez, presuntamente secuestrado, y el respeto a su integridad física y psicológica.

CNN ha intentado obtener detalles sobre la condición del obispo Rolando Álvarez a través de la Secretaría de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, pero aún no ha recibido respuesta.

En una entrevista con la agencia Efe el 15 de septiembre, el Papa Francisco se pronunció sobre la situación de la Iglesia Católica de Nicaragua con el gobierno de Daniel Ortega. “Hay un diálogo con Nicaragua y el Vaticano ha hablado con el gobierno”, dijo el pontífice.

Poco antes, el 21 de agosto, durante el rezo del Ángelus en Roma, Francisco dijo que seguía con «preocupación y dolor la situación creada en Nicaragua que involucra a personas e instituciones», y pidió que, a través de un diálogo abierto y sincero, sentaran las bases bases para una convivencia pacífica y respetuosa.

El gobierno de Nicaragua no reaccionó ante estas expresiones del Papa Francisco. CNN ha tratado de obtener comentarios, pero estamos esperando una respuesta.

El presidente Daniel Ortega ha señalado a los obispos que apoyen lo que llamó un intento de golpe en 2018.

La Organización de las Naciones Unidas y el Parlamento Europeo han pedido en los últimos días la liberación del obispo Rolando Álvarez, sus religiosos y todos los opositores detenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.