Excluyen daño ambiental por fiesta en Tepuy Kusari

tepuyes
Foto publicada por Osmel Souza

Una investigación ha descartado daños ambientales por la polémica fiesta celebrada el pasado mes de febrero en el tepuy de Kusari, en Canaima, un santuario natural en Venezuela reconocido por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Así lo informaron a la AFP este miércoles fuentes judiciales.

fiesta en el tepuy

La celebración en el Kusari generó fuertes críticas por parte de organizaciones ecologistas, mientras que videos y fotos de la celebración con personajes de la «jet set» se viralizaron en las redes sociales. Este es el caso de Osmel Souza, quien fue director de Miss Venezuela durante cuatro décadas.

«La inspección realizada en su momento determinó que no había daño ambiental», dijo a la AFP una fuente judicial.

El Ministerio Público anunció el 10 de febrero la designación de fiscales para investigar los daños causados ​​al Parque Nacional Canaima. Esto sucedió seis días después de que se realizara el festival en una zona de tepuyes.

Protección de parques nacionales

La ONG SOS Orinoco denunció entonces que la celebración fue organizada por el cumpleaños de un empresario designado por el gobierno venezolano para el desarrollo del turismo en el país.

Por tratarse de un parque nacional, la organización sostiene que por ley “están prohibidas las concentraciones de personas y cualquier actividad en densidades superiores a una persona por 30 metros cuadrados. Así como el aterrizaje de aeronaves civiles en áreas no autorizadas para ello.

Según esta ONG, los participantes del festival llegaron en helicóptero a la cima del tepuy.

Los tepuyes son antiguas formaciones geológicas que se extienden a través del Amazonas desde Venezuela y sus vecinos Colombia y Brasil. Son el hogar de especies animales y vegetales que solo prosperan allí. El Salto Ángel, el salto de agua más alto del mundo (979 metros), se encuentra precisamente en Canaima.

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que lea permanezcan a su alcance. ¡Hoy, con su apoyo, seguiremos trabajando duro por un periodismo libre de censura!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.