El Parlamento Europeo pide la liberación de los miembros de la Iglesia Católica en Nicaragua

(CNN Español) — El Parlamento Europeo condenó este jueves «en los términos más enérgicos» la represión y detenciones de miembros de la Iglesia católica en Nicaragua y exigió su liberación inmediata.

Mediante una resolución aprobada con el voto a favor de 538 diputados, 16 en contra y 28 abstenciones, el Parlamento Europeo instó al gobierno de Nicaragua a restablecer el pleno respeto a todos los derechos humanos, incluyendo la libertad de expresión, religión y convicción.

Los eurodiputados también han pedido la nulidad de los procesos judiciales impuestos al obispo Rolando Álvarez y la anulación de las sentencias dictadas contra otros por lo que consideran detención arbitraria.

El obispo de Matagalpa y Administrador Apostólico de Estelí, monseñor Rolando Álvarez, cumplió este jueves 43 días de arresto domiciliario, mientras cuatro sacerdotes, dos seminaristas y un laico permanecen en la Dirección de Asistencia Legal bajo investigación, sin acusación formal alguna.

La Policía informó que se encuentran bajo investigación penal por presunta incitación al odio y la violencia con el objetivo de desestabilizar el Estado de Nicaragua. Según el último informe de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, un juez prorrogó la detención del obispo y otras siete personas por 90 días.

El Parlamento Europeo deploró lo que llama «el continuo deterioro de la situación y la escalada de la represión contra la Iglesia Católica, opositores, sociedad civil, defensores de derechos humanos, periodistas, campesinos, estudiantes y personas de pueblos indígenas». detenciones «únicamente por el ejercicio de sus libertades fundamentales».

Los eurodiputados también señalaron que, a su juicio, el sistema judicial nicaragüense carece de independencia y, según ellos, es utilizado como instrumento para criminalizar el ejercicio de los derechos civiles y políticos.

El Parlamento Europeo ha expresado su preocupación por la situación de los más de 206 opositores detenidos desde abril de 2018 y ha denunciado lo que considera tratos crueles e inhumanos de los que son víctimas.

Los diputados también denunciaron el cierre arbitrario de varias ONG y la persecución a los partidos de oposición y reiteraron su llamado a las autoridades nicaragüenses para que deroguen la legislación aprobada desde 2018 que dicen restringe indebidamente el espacio cívico y democrático.

Según el Parlamento, la situación justifica que Naciones Unidas abra una investigación oficial a Nicaragua y al presidente Daniel Ortega a través de la Corte Penal Internacional por posibles crímenes de lesa humanidad.

Finalmente, los eurodiputados piden que se active la cláusula democrática del acuerdo de asociación comercial con la Unión Europea.

El gobierno de Daniel Ortega no ha reaccionado oficialmente a esta última resolución del Parlamento Europeo. CNN está tratando de obtener una reacción de las autoridades nacionales. Debido a que este jueves se celebra el Día de la Independencia de Centroamérica, el gobierno reanudará labores normales el lunes 19 de septiembre, después de las fiestas patrias.

Durante sus comparecencias, el presidente Ortega dijo que su gobierno se había limitado a respetar las leyes del país y que los opositores detenidos formaban parte de una red que buscaba desestabilizarlo.

La resolución del Parlamento Europeo se aprueba horas después de una declaración firmada por 45 países, durante una reunión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, durante la cual discutieron la situación de los derechos humanos en el país centroamericano y exigieron la liberación de monseñor Álvarez y los opositores detenidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.