cientos de personas evacuadas debido a las inundaciones

Puerto Rico
el nuevo dia

Cientos de vecinos de varios municipios del norte, centro y sur de Puerto Rico fueron evacuados este domingo debido a las inundaciones y crecidas de los ríos provocadas por el paso del huracán Fiona.

La vocera de la Guardia Nacional, Michelle Torres, dijo a Efe que está en marcha el desalojo de vecinos de Toa Baja (norte), Cayey (centro), Ponce, Salinas, Guánica y Guayama, los últimos cuatro en el sur.

Toa Baja y Cayey son los municipios con mayor número de afectados, alrededor de 200 cada uno, mientras que en los demás hay entre 15 y 50 evacuados.

También en Bayamón, el alcalde Ramón Luis Rivera Cruz explicó vía Twitter que iban a desalojar a los vecinos de tres urbanizaciones distintas.

Varios ríos se desbordaron en distintas regiones de la isla: Portugués y Cerrillos, en Ponce (sur); Río Grande, en Loíza (norte); y Guayanés, entre Peñuelas y Yabucoa (este), entre otros.

Fiona tocó tierra a las 15:20 hora local (19:20 GMT) en el suroeste de Puerto Rico cerca de Punta Tocón, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.

Huracán Fiona en Puerto Rico

Sus vientos máximos sostenidos de 140 kilómetros por hora (85 millas) y las fuertes lluvias provocaron un corte general de energía en la isla y daños en viviendas e infraestructura calificados como «catastróficos» por el gobernador. Pedro Pierluisi.

La previsión de lluvia era de 30 a 40 centímetros (12 y 16 pulgadas), aunque en algunas zonas se estima que llegó hasta los 63 centímetros (25 pulgadas).

El Servicio Meteorológico Nacional informó primero del riesgo de inundaciones repentinas en los municipios del sureste de la isla, pero a medida que avanzaba la jornada extendió esta alerta a todo el territorio.

El gobernador declaró el sábado estado de emergencia y pidió a Washington declarar emergencia federal, medida aprobada el domingo por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que lea permanezcan a su alcance. ¡Hoy, con su apoyo, seguiremos trabajando duro por un periodismo libre de censura!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.