Caracas vio «Lo mejor del Teatro Negro de Praga»

Foto: Ramsés Romero

Abra Cadabra. Luego de 7 años sin presentarse en Venezuela, la ciudad ha vivido un acto mágico que, a pesar de algunas fallas técnicas a la vista del público, ha logrado calar en el corazón y el imaginario de los caraqueños. una casa llena, Teatro Negro de Praga Se presentó en el Teatro Teresa Carreño este sábado 15 de octubre ofreciendo un espectáculo de 2 horas donde reinaron los colores neón y azabache, pero también el humor, las sonrisas y el buen humor.

Foto: Ramsés Romero

Como parte de su gira por Latinoamérica, la prestigiosa compañía en el ámbito de las artes escénicas mundiales ha traído al país su espectáculo antológico Lo mejor del Teatro Negro de Praga -una colección de lo más famoso de su repertorio desde su fundación en 1961- de la mano de Producciones a la hora del espectáculola misma compañía que se encargó de sus últimas presentaciones en Caracas y varias localidades del interior.

El prado: esperando

La convocatoria se hizo para las dos de la tarde ya que el show prometía comenzar a las 3 de la tarde en punto. Sin embargo, cuando el reloj dio la hora correspondiente, todavía había filas de autos que intentaban estacionarse fuera de las instalaciones. los Teatro Teresa Carreño estaba masificado y las adyacencias, entre las que destacaba el Hotel Alba Caracas, sirvieron de solución para muchos participantes.

Foto: Ramsés Romero

Una vez cerca, una gran cantidad de personas se apresuraron a ocupar sus asientos dentro de la sala. Sin embargo, muchos otros deambularon aprovechando la elevada experiencia en las terrazas y pasillos del teatro para aumentar la emoción antes del espectáculo. Un fotomatón, puestos de comida y bebida al mejor estilo sala de estar y un apoyo Engalanados con dos artistas del Teatro Negro de Praga deseosos de hacerse un sinfín de fotos con niños y adultos, sirvieron de distracción durante el inicio del espectáculo.

Alrededor del teatro, los comediantes tenían que entretener al público.

A las 15:30 sonó la alarma que indicaba que el espectáculo comenzaría en cualquier momento. Así que eso fue todo. El público seguía llegando, pero una sala Ríos Reyna casi llena se convertía en un jet en cualquier momento, dando inicio a la primera de las dos funciones que el Teatro Negro de Praga daría ese día en Caracas.

“Lo mejor del Teatro Negro de Praga”

Con su característica puesta en escena silenciosa y el despliegue de iluminación estratégica que resultó en una interacción única de sombras y luces fluorescentes, comenzó el primero de 8 actos que se llevaron a cabo en un espectáculo de 2 horas.

Foto: Ramsés Romero

Bajo la dirección de Jiri A. Srnec, hijo y heredero, en arte y talento, del difunto Jiri Srnecel fundador de la mítica empresa, La lavandera, Las maletas, El fotógrafo y El violinista; asi también El mago y el caballo, Pescado las linternasllenó los ojos de más de 2.000 personas que se dieron cita ese día para presenciar un espectáculo sin igual en Venezuela y el mundo.

Sobre cada acto:

  • Primero: La lavadoradonde sobresalía un tendedero junto a un pantalón de baile, calzones y medias, que buscaban un lugar mejor para secarse al sol.
  • En segundo: Equipaje, fue uno de los más aclamados. La interacción con el público comenzó en este segmento, donde los protagonistas, entre gestos, miradas, sonrisas y saltos, hicieron del público -especialmente de los niños- tan protagonistas como ellos mismos. Mostraba la competencia entre una pareja de señores que querían exhibir una maleta más grande y mejor entre ellos.
«Equipaje». Foto: Ramsés Romero
  • Tercero: las linternas, que contaba la historia de un hombre que prefería su botella de alcohol a su pareja y, a pesar de sí mismo, bebía demasiado. Algo que lo llevó a vagar borracho por las calles, imaginando que los faroles a su paso bailaban con él. Me sorprendió la precisión de la coreografía y el baile casi holográfico en verde neón de los polos.
  • Cuatro : el violinista, uno de los más aplaudidos y apreciados por el público; sobre todo por el encanto de su protagonista, que utilizaba bromas y quejas infundadas para hacer reír al público. El acto resume las maniobras de un artista que quiere tocar su instrumento, pero un pañuelo se lo impide a toda costa.
  • Cinco: El mago, el más aclamado. Entre cartas, pelotas de tenis, sombreros, bastones y dados, el encargado de dar vida al título del acto ofreció un espectacular espectáculo fluorescente. Tanto es así que sería coronado como el segundo que más gritos de aprobación recibiría.
«El violinista», acto número cuatro del espectáculo.

Intermedio con sello del Teatro Negro de Praga

Tras 20 minutos de intermedio, que el público aprovecha para ir a los aseos y estirar las piernas, el espectáculo continúa. Entre preguntas y muchas preguntas de los asistentes, se confirmó, como mucho, media hora más del show.

Escena de «El Caballo» en el Teatro Negro de Praga.
  • Seis: el fotógrafo era la que más risas provocó entre los presentes. Una cámara atrevida y temeraria se robaría el protagonismo con sus bromas intentando “enamorar” a la única mujer del trío de actores presentes en el acto.
  • Siete: Pescado, una disculpa a La Sirenita. También se robó aplausos y vítores, pero también muchos suspiros. El montaje de un sueño bajo el mar de la protagonista, donde aparecía una sirena, fue impresionante.
  • Ocho: El caballo, algo que parece más un cortometraje que otra cosa. Tuvo más éxito no sólo por su narración sino por el protagonista: hecho de sábanas blancas y patas verde neón. Hay que ver para creer. Cuenta la historia de amor, al mejor estilo del Lejano Oeste, de una joven que se enamora del dueño de un bar que sirve tragos a una pareja de ladrones. Estos roban a la joven y el amante acude a rescatarla sobre su extraño animal. Una aventura total y completa, digna de la ovación de más de 3 minutos que dura la gente levantándose de su asiento.

El post: entre detalles y opiniones

Desde que se abrieron las puertas de la Sala Ríos Reyna durante el intermedio, se han escuchado algunos comentarios sobre por qué el espectáculo fue tan «pequeño o reducido». Solo hubo 7 personas que se destacaron en los tableros. Lo más característico de este tipo de piezas de teatro negro es la profundidad del escenario, del que emergen los actores dando la impresión de querer lanzarse sobre el espectador. Esto no sucede; Al menos no de la manera que los participantes esperaban. Algunos incluso pensaron que la puesta en escena sería al estilo Cirque du Soleil..

Asimismo, también se dijo que en algunas ocasiones se podían ver en la plataforma los celajes de cuerpos humanos vestidos de negro. Nótese que esta escenografía tan particular está basada en la caja negra del cineasta francés George Méliès. Esta técnica aprovecha la imprecisión del ojo humano, que no puede diferenciar el negro del negro, para engañar al espectador con trucos ópticos. Hacen trampa, se podría decir, pero en el marco del mundo imaginario de Praga. Algo que valía la pena catalogar y destacar -por la mayoría- como asombroso, aunque no cumplió al 100% con las expectativas de algunas personas.

jiri olor Una vez dijo una frase que no solo debe inspirar la magia del teatro negro, sino todos los días en la vida de los seres humanos: «La fantasía es una de nuestras mayores riquezas y no nos deja ni con los años». Así, en el marco de sus 39 años de fundada, la Teatro Teresa Carreño Fue la plataforma para crear la ilusión y convertirla en arte porque, como recalcan cada vez que pueden a través de sus conciertos, obras de teatro o bailes, “merecemos tener los mejores espectáculos del mundo no solo en Caracas, sino en Venezuela”.

El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores para seguir adelante y asegurarse de que las noticias incómodas que no quieren que lea permanezcan a su alcance. ¡Hoy, con su apoyo, seguiremos trabajando duro por un periodismo libre de censura!